¿Máquina de coser de triple arrastre de segunda mano o nueva?

Comprar maquina de coser de triple arrastre usada
Una máquina de coser de triple arrastre usada puede dar excelente resultado. La foto es de una Pfaff 145

Una máquina de coser de triple arrastre para tapicería

Te gusta la tapicería y has decidido comprar una máquina de coser. Seguro que has estado viendo vídeos y leyendo en internet acerca de si sería mejor adquirir una máquina de segunda mano o nueva.

Comprarla nueva es lo ideal, pero debes saber que algunas máquinas de segunda mano son igual o mejores que sus hermanas más jóvenes. Especialmente los modelos antiguos de marcas alemanas como Pfaff o Adler.

Aunque hay máquinas de coser caseras adaptadas para coser tejidos gruesos, para trabajar en serio te recomiendo que sea una máquina de coser de triple arrastre. Te facilitará el trabajo de coser piel o tejidos gruesos.

A continuación te voy a explicar qué es el arrastre de las máquinas de coser y por que el arrastre triple es el preferido por los tapiceros.

¿Qué es el arrastre?

Para entender la ventaja de una máquina de coser con triple arrastre, primero debes saber en que consiste.

El arrastre es la función que hace avanzar el tejido que estamos cosiendo con la máquina.

Arrastre sencillo de máquina de coser
El arrastre simple se hace solo con los dientes que se mueven bajo la tela

Las máquinas de coser domésticas arrastran  la tela con los dientes de metal que quedan debajo.

Esos dientes se mueven de atrás hacia delante. La aguja solamente de arriba abajo y el prensatelas es fijo.

Si el material que se cose no es demasiado grueso, con este tipo de arrastre sencillo es suficiente.

Hay máquinas de coser industriales que utilizan este arrastre. Se llaman máquinas planas. Aunque sean industriales, al intentar coser cuero o piel sintética, el material no avanza o se desplaza muy poco debido a la falta de arrastre. Como resultado las puntadas son minúsculas. Suele ocurrir que la tela se atasca y es imposible coserla.

Máquinas de coser de triple arrastre

Para coser materiales gruesos se fabrican máquinas de coser con arrastre compuesto. Este tipo de arrastre lo hacen varias partes que las máquinas planas no tienen.

Las máquinas de coser de triple arrastre tienen dos patas, una exterior y otra interior. La pata interior avanza sincronizada con la aguja, presionando la tela y transportándola al mismo tiempo que se cose.

La pata exterior o prensatelas se eleva para permitir el avance del tejido y baja para presionarlo mientras la aguja y pata interior están arriba. Así se evitan fallos y arrugas en la costura.

Triple arrastre con pata, aguja y dientes de abajo
El arrastre triple lo hacen la aguja, la pata y los dientes inferiores

Se llaman de triple arrastre por que el material es transportado por:

1- La pata interior que avanza presionando la tela y retrodece.

2- La aguja (también se mueve) que se clava en la tela y la arrastra desplazándola.

3- Los dientes inferiores, que se mueven sincronizados con la aguja y la pata.

Una máquina de coser de triple arrastre nueva puede costar más de 2.000 euros. Entre las marcas más conocidas está Juki. Si dispones de presupuesto, comprar una máquina nueva es la mejor opción. Al ser nueva tienes unos años de garantía oficial.

Una triple arrastre de segunda mano también es una buena elección para empezar. Si buscas en el mercado de ocasión encontrarás máquinas que funcionan bien y cuestan la mitad o menos que una nueva.

Máquinas de coser de doble arrastre

Entre las máquinas de coser planas y las de triple arrastre están las de doble arrastre.

En estas máquinas, la pata interior y la aguja no hacen arrastre. El transporte lo realizan la pata exterior y los dientes inferiores.

Una máquina de doble arrastre no tiene tanta fuerza para hacer avanzar la tela, pero es suficiente en muchos talleres de tapicería.

Si vas a coser cuero grueso, es recomendable una de triple arrastre.

4 consejos al comprar una máquina de coser de segunda mano

1- Pruébala.

Antes de comprar una máquina de coser usada es muy importante probarla.

Lo más inteligente que puedes hacer es coser algunos trozos del mismo material que vas a utilizar en tus trabajos. Así comprobarás si es la máquina que necesitas.

2- Asegurate de que existen recambios.

Tal vez te preocupe encontrar piezas de repuesto para una máquina antigua. Hoy en día en internet encontrarás todo tipo de recambios y accesorios para máquinas de coser. Un taller de reparación de máquinas de coser te puede dar la información necesaria acerca del modelo que quieres comprar.

Yo mismo he tenido máquinas de coser con más de 30 años de antigüedad y nunca tuve dificultades para comprar accesorios y piezas de recambio. La última era una Pfaff 145 como la de la foto del principio. Siempre funcionó perfecta.

3- Que la ajuste un profesional.

Si finalmente la compras, invierte dinero en que un profesional le de un repaso y la ponga a punto. Él te aconsejará si necesitas renovar alguna pieza, cambiar la correa y realizará cualquier ajuste necesario para que funcione de forma correcta.

4- Consigue el manual de uso.

Si no lo encuentras en papel, en inernet hay páginas con los manuales de muchas máquinas de coser antiguas en PDF.