Cómo grapar tapicería sin que te queden arrugas

Grapar con grapadora electrica
Grapar tela de tapicería tiene su truco para que no queden arrugas, te lo cuento a continuación

Buscar los centros de la tela

Todo buen tapicero sabe que antes de realizar el grapado definitivo es necesario centrar la tela.

Si eres principiante, te aconsejo marcar con un lápiz una raya en los centros de la madera. Debes medir el ancho y hacer una marca justo en el centro, tanto delante como detrás.

Después de cortar la pieza de tela unos 10 cms más ancha, comprueba la dirección del dibujo o trama y dóblala por la mitad. En el centro de la tela, haz un cortecito con las tijeras, delante y detrás.

Grapadora electrica para tapizar
Consulta el precio de esta grapadora eléctrica Bosch para tapizar en Amazon

Una grapa en cada centro

Ahora pon la tela sobre la base y haz coincidir los centros de la tela con los dela base de la silla.

Grapa la tela con una grapa o dos, en el mismo centro delantero. A continuación estira la tela con la palma de la mano hacia atrás y haz coincidir las marcas que hiciste en tela y base. Manteniendo la tela estirada, clava una o dos grapas en el centro.

Ahora tira de la tela hacia un lado, grapa y luego hacia el otro y vuelve a grapar.

Ya tienes la tela centrada y sujeta con algunas grapas.

El truco de grapar del centro hacia los lados

Y ahora sí, te cuento la técnica que los tapiceros profesionales utilizan para que no queden arrugas al tapizar.

Empieza a grapar siempre desde el centro hacia un lado y luego hacia el otro. Acaricia fuerte la tela desplazándola con suavidad hacia la esquina, así eliminarás las arrugas antes de poner cada cada grapa.

Los lados también se tapizan así, empezando a grapar desde el centro hacia los lados.

Terminar de grapar en las esquinas

Lo bueno de grapar con esta técnica, es que si sobra tela, quedará en en las esquinas. Ahí es donde puedes cortar y rematar bien la tela.

Si la base de la silla es cuadrada, grapa primero la tela sobrante de los lados, recta a cada lateral. Luego dobla la tela de atrás y de delante sobre la de los lados y grápala.

Recuerda: centra la tela y empieza a grapar siempre desde el centro hacia los lados.