Patas para sofa

      1 comentario en Patas para sofa

Patas nuevas para el sofá o butaca

Si estás restaurando un sofá tal vez sea necesario comprarle unas patas nuevas. Las patas de un sofá pueden ser de madera o de metal.

También hay patas de sofá fabricadas con plástico. Son patas muy baratas, pero no son tan duraderas como unas patas de sofá de madera.

Patas de sofá metálicas

Patas de sofá de metal

Patas para sofá metálicas de altura ajustable

Compra aquí patas de sofá metálicas

Una excelente opción para patas de sofá son las patas metálicas. Este tipo de patas están fabricadas con metal, lo que las hace muy resistentes.

Puedes comprar patas para el sofá metálicas y graduables en altura. La altura de estas patas se ajusta enroscando el tornillo central, que sube o baja según lo giremos.

Este tipo de patas va muy bien si el sofá está sobre una suelo desnivelado. Gracias a que la altura de cada pata se puede ajustar, evitaremos que nuestro sofá quede cojo.

Patas de sofá de madera

Patas para sofá de madera

Patas de sofá de madera en color natural

Compra aquí patas de madera para sofá

Las patas de sofá de madera son muy elegantes, sobretodo si son patas torneadas. Unas patas de madera lisas también quedarán bien en un sofá recién tapizado.

Las patas de madera que lleva un sofá las podemos comprar en distintos tonos y tipos de madera.

Cuando un sofá lleva patas de madera, debemos ir con cuidado al fregar el suelo. El agua y productos de limpieza pueden mojar las patas y deteriorar el barniz de las patas de madera.

No es que se vayan a estropear las patas en dos días, solo tenemos que ir con un poco de tacto con las patas cuando hagamos limpieza.

Cambiar las patas del sofá

¿Cómo se ponen las patas del sofá nuevas?

La pata de un sofá puede ir fijada de dos maneras: Con cuatro tornillos directamente sobre la madera o enroscada en una tuerca que el sofá ya tiene en las esquinas de su base. El sistema de instalación de las patas no es opcional. Cada sofá tiene su diseño en este aspecto.

Las patas de madera más comunes constan de un tornillo central que se acopla a la tuerca que el sofá ya tiene previamente colocada. Para cambiar las patas solo debemos desenroscar cada pata vieja y enroscar las patas nuevas en su lugar.

Las patas se sofá metálicas casi siempre tienen cuatro agujeros para pasar tornillos a través de ellos y fijar las patas a la estructura del sofá.

Depende del modelo y diseño podrían haber variaciones en la forma de ponerle patas nuevas al sofá, pero estas dos son las más usuales.

Patas para sofá graduables

Estas patas de sofá se fijan con cuatro tornillos

 

Un comentario en “Patas para sofa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *