Cómo tapizar puertas de coche

Brico para tapizar puertas de coche

Cómo tapizar puertas de coche

Las puertas interiores del coche van montadas en la chapa a presión

¿Necesitas tapizar puertas de coche? Te cuento cómo hacerlo de forma sencilla y fácil. Este brico es solo para tapizar puertas de coche similares a las de la foto. Son puertas que llevan un panel central tapizado, sin muchos elementos incrustados.

Para tapizar algunas puertas de automóvil se tiene separar el panel central para retapizarlo y volverlo a montar en la puerta interior. Otras puertas llevan airbag y son más delicadas de tapizar. No hablaré de este tipo de puertas en esa ocasión.

En este tutorial te cuento cómo tapizar puertas sencillas sin separar el panel central. Eso sí, para mayor comodidad se recomienda separar la puerta interior de la chapa.

Quitar la puerta interior de la chapa

El primer paso es comprobar si la puerta interior, la parte que es de plástico, va unida a la chapa con algún tornillo. Suelen llevar alguno en la parte de abajo o en los laterales. Si los lleva, debes quitarlos y guardarlos.

También es posible que lleve algún tornillo tras el embellecedor del tirador o en la base del agarrador. Casi siempre hay que sacar algún plastico que lo cubre. Debes buscar con paciencia y ayudándote con un punzón forzar un poco las tapitas de plástico que tapan los tornillos.

Pata de cabra para desmontar puertas de coche

Herramientas para desmontar puertas de coche disponibles en Amazon

Una vez liberados los tornillos que encuentres, con una pata de cabra para automoción tienes que hacer palanca en las esquinas, entre el plástico y la chapa. La puerta interior de los coches suele ir fijada con unas grapas que entran a presión en sus huecos corrspondientes de la chapa.

Tira con firmeza y la puerta interior se separará de la chapa. Luego haz fuerza hacia arriba para desencajar el borde superior que entra en el marco.

Desconectando tirador y pulsadores

Si la puerta lleva algún pulsador electrico o luz interior, es necesario que desconectes sus conexiones antes de quitar del todo la puerta interior. El tirador de la puerta tendrá un cable de metal que se une por detrás mediante un ganchito o pieza en forma de U. Tienes que desengancharlo del tirador. Busca sin prisa la forma de soltarlo, a veces va a presión o se une mediante alguna parte que gira. Separa el tirador y el pulsador del panel para guardarlos aparte.

Una vez sueltas todas estás partes interiores, ya puedes quitar del todo la puerta interior.

Limpiar restos de cola vieja

Una vez tengas la puerta sobre la mesa, arranca la tela vieja. Es muy importante que limpies a fondo el panel donde va la tela. Para ello rasca los restos de espuma y cola viejas frotando con un cepillo de cerdas duras de plástico, no metálicas (estropearían el panel). A continuación termina de limpiar pasando un trapo con disolvente. Finalmente deja que se seque del todo.

Preparando la tela para tapizar las puertas

La tela más fácil de poner es la misma que se utiliza para tapizar techos. Es una tela bastante elástica, lo que permite que coja bien las formas curvas.

Con la tela vieja, marca y corta las nuevas piezas para tapizar, dándole 20 centímetros a todo el alrededor, si tienes tela de sobra incluso más. Este espacio extra es muy útil para poder manipular la tela mientras llevas a cabo el tapizado.

Encolando la tela al panel

Para tapizar las puertas se utiliza cola de contacto, si es posible resistente a altas temperaturas.

Tapizado de puerta de coche con cola de contacto

Dando cola para tapizar puertas de coche

Coloca la tela nueva sobre el panel de la puerta, centrándolo bien. Dobla por la mitad la tela centrada sobre el panel y mientras la mantienes en esa posición, aplica cola de contacto en la mitad del panel y en la mitad de la tela. Dale la cola en capas finas, para que no traspase la tela. Yo le doy dos capas a cada parte.

Espera unos diez minutos a que la cola se seque al tacto, sin que se descentre la tela sobre el panel de la puerta. A continuación ve pegando la tela sin presionar mucho, para que no se marquen las yemas de los dedos. Te recomiendo presionar la tela con la ayuda de un trozo de boata o espuma.

Haz lo mismo con la otra mitad de la tela. Verás que ahora te sobra tela por los laterales.

Meter el tapizado en la ranura del panel

Para la última parte del tapizado de la puerta necesitarás una espátula que no tenga el filo cortante.

Introducir la tela en la ranura alrededor del panel de la puerta

Introduce el borde de la tela en la ranura con una espátula que no sea afilada

Corta la tela sobrante, dejando 2 o 3 centímetros a todo alrededor. Incluso un poco más si es necesario. Esta tela sobrante debe remeterse en la ranura de alrededor del panel.

Con la espátula presiona la tela para que se vaya a introduciendo a presión en la ranura del panel. Es muy importante que empieces por un extremo y vayas metiendo la tela siempre en esa dirección hasta finalizar el tapizado de la puerta. Si en alguna esquina se te hace difícil introducir la tela, te ayudará utilizar un destornillador plano que no sea afilado.

Si el tirador o pulsadores van encajados en el panel, recorta los huecos que quedan.

Montar la puerta tapizada en el coche

Deja que la cola se seque del todo. Vuelve a poner alguna grapa si se había caído. Encaja la puerta interior en el marco de la ventana, presionando hacia abajo con firmeza.

A continuación encara las grapas en los huecos de la chapa y con unos golpe secos fija la puerta interior a la chapa. También es el moento de conectar los cables en los pulsadores, luz y tirador que se vuelven a montar en su sitio con sus tapitas de plástico. Pon los tornillos si los llevaba y listo.

Tapizar puertas de coche es una trabajo entretenido, pero el aspecto de una puerta tapizada de nuevo siempre renueva la imagen del automóvil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *